Buscar

Su resultado final puede ser distinto al esperado.

Ariela, esta chica de 21 años, estudió artes plásticas con énfasis en cerámica. Le encanta la cerámica y está convencida de la filosofía del Bauhaus: la importancia en el diseño y el producto implica que no solo sea lindo, si no tambien útil.


De pequeña, no pronunciaba bien su nombre y por eso se denomina ARILA.

Y eso es su esencia y de ahí que crea objetos inspirados en lo personal y con cierto aspecto infantil en su estilo.


La primera vez que vendió fue en una feria universitaria a un profesor. No lo veía como vender. Sintió muy enriquecedor saber que alguien tiene una pieza que es una parte suya, por todo lo manual, y el tiempo dedicado a crearla.


Y es que, cada pieza de cerámica conlleva días de trabajo, paciencia y resiliencia pues su resultado final puede ser distinto al esperado. Pero descubrir la cerámica la hizo feliz.


Hoy tiene retos como continuar estudiando, retomar la fotografía, y quitarse el miedo de poner el precio a su producto contemplando su valor. Esta trabajando en ampliar su propuesta de productos y también desarrollar productos personalizados como vajillas completas.


Sueña poder crear una marca nacional colaborativa con otros proyectos. Siente admiración por ilustradoras como Corteza y María José Da Luz y como ellas, también busca paletas de color inspiradas en la flora y fauna y los paisajes nacionales.


Encontrá productos de Arila Cerámica en nuestra página. Son piezas que llevan mucho trabajo y dedicación, hechas a mano y con mucha pasión. Cada pieza es única y no habrá otra igual.







9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo